Quienes somos

Cocinomal pasó de mano en mano como una meretriz barata pero jugosa y bien atractiva, un par de maceteados gentilhombres consideraron que esto podría ser una idea jocosa, terminó siendo un cacho que sólo el más ocioso de todos podría seguir manteniendo su digno espacio en la red de redes.